‘Bucket list’

Tocando fondo

il_fullxfull.384465684_lpi4

He aprendido con el tiempo, y por experiencia propia, que cada persona tiene su propio fondo. Todos diferentes, tan variados, como en drogas, alcohol, o hasta mas complejo, psicológicos. Es relativamente fácil dar un consejo, escuchar a alguien y hasta dar un punto de vista de como solucionar un problema; pero ¿que pasa cuando uno esta mas confundido, aturdido y hasta un poco paranoico? Puedes hasta saber muy bien lo que quieres y como lo quieres, y hasta como obtenerlo, y aun así terminar pensando: “¿como putas llegue hasta aquí?”

Una vez dije que a veces hay pequeños errores que no parecen importantes en el momento, pero que cuando vemos, en retrospectiva, la cantidad de estos “pequeños” errores es tan grande, que lo que parecía “inofensivo” resulta una brutal acumulación de lo que ya no se puede cambiar. Promesas que parecían difíciles, pero asequibles, y resultaron imposibles, no porque no se supiera como superar lo que las obstaculizo o por falta de voluntad, sino porque se dio por sentado que una situación, persona o condición no cambiaría jamas. Irónicamente ser del tipo de persona que presta atención a los detalles, a veces, resulta en que por fijarse mucho en algo, se ignoran otras cosas, que acumuladas, resultan ser extremadamente importantes. Incluso aquello que se hace con una buena intención resulta tener una reacción que no se espera y mucho menos se desea.

Cosas que ya no se pueden cambiar, muchas otras que se lamentan, pero no se pueden desaparecer. Enmendar errores no es de cualquiera, pero es la necesidad de muchos. Decisiones que tomar, aun cuando sentimos que ya nada puede recuperarse. Dicen que la fe es lo ultimo que se pierde, pero yo digo que es la voluntad lo que no te podes dar el lujo de dejar que se escape, después de todo no existe la fe sin la voluntad de tenerla.

Cambios, drásticos, son a veces muy necesarios, el apoyo es algo que se pide a gritos, pero hay muchas cosas que dependen de uno solo. Siempre dije que una vez metido en el problema no vale la pena la angustia cegadora, sino mas bien hay que “olvidar” (porque al final no se puede) como se llego hasta ahí y es mucho mas lógico, por no decir productivo, concentrarse e invertir ese tiempo en al solución o enmendadura. Lo hecho, hecho esta.

Me ha tomado mucho tiempo y demasiados golpes, de todos los tipos y sabores, llegar a darme cuenta que toque mi fondo. Pero, como dicen, desde el fondo ya no hay mas camino que para arriba; es tiempo de comenzar a ir hacia arriba.

Alguien alguna vez alguien dijo: “el primer paso, y el mas difícil, es aceptar la verdad.” bueno, si me lo preguntan, en realidad es mas difícil identificarla, entenderla y entonces aceptarla. Quizá, y hasta espero, que este sea yo aceptando la mía. No dejare de ser quien soy, pero definitivamente estoy por encontrar y llegar a mi mejor versión.

Enmendar no es lo unico, soñar no es lo mejor, actuar y lograr es lo que te pido mi Dios.

Del sueño a la inspiración, de la planeación a materialización: Universal Teaching Foundation.

10298035_1385784768327803_795894266400531_o

Es maravilloso cuando encuentras a una persona que te inspira, sea involuntariamente o no, a de verdad perseguir y materializar uno de tus sueños. Por el maravilloso amor que mi padre tenía y me inculco, además del orgullo, por este hermoso pequeñín llamado El Salvador. Porque un vídeo mostrado por Michelle Nieto basto para poder despertar el grandioso deseo de hacer la diferencia. Gracias.

Más de una vez hemos escuchado o leído historias de sueños realizados en la vida de otros. Dicen que si no existiese quienes sueñan y se atreven a luchar por esos sueños, o si no existen los ‘locos’ que piensan fuera de la caja, el mundo no sería lo que es. La verdad no se si esto sea verdad o no, pero les contare la historia de un sueño que se ha estado gestando desde hace mucho, y no solo en una cabeza, si no en varias, sin que estas sepan de la existencia del mismo en una y otra.

Como en todo país, especial y desgraciadamente, los tercermundistas, la educación es un tema muy frágil en cuanto a un sistema eficaz se refiere. Hay una organización que promueve el desarrollar el talento de niños, específicamente de aquellos con pocos recursos (siendo estos el futuro de cualquier sociedad conocida), por medio de la oportunidad de acceder a un sistema de educación que se centre en la constante innovación, evaluación, capacitación y optimización, con el objetivo de llenar los vacíos que cualquiera de estos tenga.

La filosofía detrás de todo este sueño, aunque ya materializado en algunos lugares, es que: en cada niña/o, en cualquier sistema educativo, existe un talento que está presente.

Suena como algo ‘simple’, y básicamente, obvio, pero la verdad y el hecho son que esto esta mermado por un fenómeno social que todos conocemos y llamamos pobreza.

Desgraciadamente no es lo mismo un sistema de educación privado a uno público, en los cuales se tienen niños con igual habilidad y capacidad, pero con diferentes posibilidades económicas para acceder al más adecuado y con los recursos para desarrollarlas. En la fundación, donde el sueño que compartimos es poder desarrollar y llevar esta posibilidad a las niñas/os que no cuentan con los recursos para alcanzarlo, se ha vuelto la más grande motivación de los involucrados.

Como ser humano estoy lejos de ser perfecto, como todos, pero a lo largo de la vida he aprendido, a través de caídas y levantadas. El más grande sueño que tengo es, no solo convertirme, sino también merecer y ganarme el derecho de llamarme ‘héroe’ por mi hija. Sueño poder enseñarle a ella el maravilloso sentimiento de compartir con aquellos menos privilegiados y encontrar la felicidad por medio del servicio, como Dios manda.

He descubierto en el proceso que allá afuera hay gente que quiere compartir sus talentos, pero que, suficientemente irónico,  a ellos también les hace falta un recurso, o más bien este puente, para poder hacer llegar su, maravillosamente bien intencionado, deseo. La fundación busca a estas personas para darles la oportunidad de poder esparcir este deseo y ahorrarles la mitad del trabajo, teniendo un grupo listo a recibir el deseo, proveyendo las herramientas adecuadas o incluso creándolas, de ser necesario.

Me tomo la libertad de agradecer a todos los que comparten el sueño con nosotros, especialmente a Oscar Joya, quien ha creído firmemente en este proyecto desde el primer día y con quien sin saberlo, antes de conocernos, ya compartíamos el sueño.

Decidimos llamar a esta fundación ‘Universal Teaching Foundation’ (Fundación universal de enseñanza), nombre que surge de la comprensión, a pesar de que en principio Oscar y yo soñábamos con poner a El Salvador en el mapa, en el desarrollo educativo, de que este fenómeno es universal y por ende, poco a poco, soñamos con llegar a diferentes países comenzando por alcanzar la región de Centroamérica.

Poco a poco, uno a uno, firmemente, con esfuerzo y convicción, de la mano de voluntarios y colaboradores, principalmente de la de Dios, estamos seguros de que esta iniciativa la compartimos muchos más de los que pensamos y algún día alcanzaremos a todos los que tengan el sueño y compartan el pleno deseo de aportar a su comunidad.

Mas sobre la fundación: Universal Teaching Foundation

Una de las cosas que no moriré sin lograr…

img_04391

Es justo decir que muchos/as, como yo, planean su vida, sueñan, trabajan duro por lo que quieren; pero que son muy pocos quienes llegan lo suficientemente lejos para lograr lo que se proponen o de verdad encuentran la voluntad para hacerlo (después de todo lo logra quien jamas se da por vencido). Muchos pesimistas dirán: “la realidad es otra” … Para mi: mi realidad depende de mi, depende de como la construya y no de nadie mas. “No pidas un milagro, SE! el milagro…” dicen por allí.

Algunas cosas incluidas en mi plan:

– Cuidar de mi hija

– Un trabajo estable

– Comprar una casa

– Enamorar a mi esposa

Con el tiempo he aprendido y descubierto muchas cosas. He vivido muchas cosas, tanto hermosas como trágicas, tanto que me han marcado de por vida. Muchos dicen: “sigue, no te des por vencido … Busca y encontraras”, suena bien, suena lógico  y hasta es motivador, mas no fácil.

Hay algo que siempre he querido hacer: ayudar a otros. He leído muchas veces artículos de personas e incluso escuchado como se quejan de que “nadie ayuda a nadie”, lo curioso es como, las personas que mas se quejan, son las que menos ayudan. Jamas he pretendido juzgar a nadie que no hace nada; pero supongo que lo mas justo es no atreverse a criticar o tildar a alguien de inútil sin saber que se siente hacer las cosas. Irónicamente, las personas que si hacen algo por su prójimo (al menos las personas que yo conozco), jamas se quejan de ayudar a nadie o critican a quien no lo hace. De verdad admiro a esta gente por su convicción y su determinación de solo dedicarse a lo suyo.

Tengo esta linea en mi ‘bucket list’ que dicta: “ayudar a quien tenga cerca y darle, al menos, un segundo de felicidad…”

Al ir aprendiendo diferentes cosas nuevas, con el tiempo, esta idea ha ido creciendo, ya no solo me conformaría con ayudar a uno/a, sino ayudare a quien se pueda. Últimamente tengo esta nueva meta de buscar mas a Dios (cosa que, gracias a él, me ha resultado mas fácil de lo que creí) y por medio de él encontrar mas claridad en mis ideas y la voluntad de no darme por vencido.

Recientemente aprendí esta lección: busca a quien camine a tu lado y que, ademas, si te adelantas no tenga el miedo ni se sienta menos por tus avances, sino orgulloso/a y no pretenda detenerte en el camino a alcanzar tus metas. Otra persona de mi trabajo cito: “no persigas tus metas para alcanzar la felicidad, alcanza tus metas POR MEDIO de la felicidad”.

Me he prometido que no moriré sin ayudar a alguien, no moriré sin al menos haber cambiado una vida, para bien. Ya soy feliz, mi hija es lo mejor que me ha pasado en mi vida y ella me enseño que es la felicidad, ademas de disfrutar las cosas pequeñas y simples de la vida.

Todos, aunque sea por un pequeño instante en nuestras vidas, hemos sido la persona mas feliz. Vivamos la vida y compartamos ese poquito de felicidad de la que hemos disfrutado en algún momento. Siendo un millón de veces mas fácil llorar; pero infinitamente invaluable el ser feliz por un segundo, hagamos lo mas difícil: compartamos una sonrisa sincera y sencilla, un abrazo acogedor y una relación sincera.

Este es mi sueño y no moriré sin convertirlo en una realidad. Porque estoy convencido que nací para hacer feliz a alguien.