Reflexiones

El mejor juguete del mundo

image

Cuando crees que sufriste, has visto y vivido mucho, sucede algo o conoces a alguien que te demuestra que estas muy lejos de conocer el verdadero sufrimiento.

Hace poco más de 3 meses me aventure a lo que había sido siempre un sueño para mi: una fundación que ayude a gente de escasos recursos.  Gracias a esto, he conocido mucha gente nueva, algunos locos y otros un poco más cuerdos , pero muy buenas personas al final, adquiriendo muchos retos nuevos.

En una visita (dejando una silla de ruedas con un diputado con el que estamos trabajando) nos presentaron a un señor de escasos recursos en el Puerto de La Libertad; un señor humilde, viviendo justo frente a la gente, pero totalmente marginado por su condición; una persona viviendo en una casa con muros y techo de plástico, que solo ruega por un poco de comida y un par de laminas que fortalezcan la casa y detengan las goteras. Con un problema en sus pies que solo le permite transportarse en silla de ruedas. Vive con su hijo, un pequeño niño, que a pesar de las circunstancias vive feliz y tiene un mundo para él solo.
Un patio gigante, un río, animales “exóticos” a disposición personal y el mejor de los entretenimientos: una grandísima imaginación. Salí de esa gran residencia con una mezcla de sentimientos, algunos buenos, otros malos, pero no pude evitar pensar en lo irónica que es la vida con ellos viviendo a unos metros donde pasan demasiadas personas adineradas hacia sus ranchos lujosos en la playa, sin darse cuenta que hay alguien que sufre mucho, porque sueña con darle una vida decente a su hijo. Se que la situación esta lejos de ser única, pero es la que he conocido y me ha conmovido grandemente.

El descubrimiento.
Un armadillo (cusuco), una caja de madera para tomates, unas llantas de plástico (quebradas) y muchos engranes inservibles para meter en la misma caja, o debo decir camión, es todo lo que este hermoso niño necesita para divertirse y ser feliz.
Debo confesar que siento envidia por que ellos pueden apreciar la vida de una forma muy diferente a lo que yo puedo, ellos pueden apreciar cosas, que para mi son “burdas”, cómo una bendición y por ende mejor.

Hay muchos que pensaran que es una exageración o algo trillado, algunos extremistas incluso piensan estúpidamente que las personas con pocos recursos son un “mal necesario” sin darse cuenta de que son ellos quienes les dan todo lo que tienen, que si fueran listos, cuidarían de ellos en lugar de ignorarlos como lo hacen.
La grandeza de los sueños es lo que mueve al ser humano, es lo que nos mantiene queriendo más. Este camioncito solo me hace desear que los deseos y sueños de este niño no se apaguen nunca, después de todo hasta Enzo Ferrari comenzó su sueño con un carro de madera.

Advertisements

Porqué el mundo necesita locos como nosotros

out_of_the_box

En una de tantas charlas con la gente que me rodea le dije a alguien: “sos loquita, por eso me caes bien…” le causo gracia y le dije: “hey, sin los locos el mundo no tendría las genialidades que tiene ahora…”

Ahora en día el mejor pagado en una empresa es el que tuvo una idea ‘genial’ la cual muchos (tristemente) habrán ofendido con un “estás loco man…”. De acuerdo o no, yo, como todos aquellos con un poco de apertura mental, no critico a esta gente sino que les presto mucha atención. Como dice Rene:

“Aunque suene raro, 
a los idiotas los escucho, 
pa’ tener a un listo que 
no dice nada, 
prefiero a un idiota que hable mucho 
y de todo lo que hable, 
alguna buena idea habré escuchado, 
de ésas que el sabio se guardó, 
por temor a ser juzgado…”

¿que habría sido el mundo sin un Steve Jobs? ¿Albert Einstein? ¿Tesla? ¿Sinatra? ¿Jacinto Convit? ¿Da Vinci? ¿Jesús?

Muchos fueron perseguidos, asesinados, encerrados y hasta torturados por, lo que prefiero llamar, su genialidad. Requiere mucho valor para dar tu punto de vista, saber que tienes razón o que tienes un punto de vista revolucionario y defenderle hasta la muerte. Tener esa convicción y que nadie te quebrante es lo menos que sueño tener.

Viendo en retrospectiva a todas estas personas que admiro me inspiro y me convenzo más de que no se trata de que mis ideales sean compartidos sino sean buenos y de impacto positivo. Que mi sueño de tener una fundación y ayudar a niños pobres, ahora compartidos con todos los involucrados en la misma, no es algo loco ni imposible. Como dijimos con unos amigos: “con o sin ellos vamos a seguir adelante…”

Se depende de la gente hasta cierto punto, porque no lo sabemos todo ni perfectamente completos, pero el hecho es que, como sin un sueño, sin una ‘locura’ y un ‘loco’ que la piense y se atreva a exponerla, los grupos, el mundo y la vida no tendrían sentido alguno.

Seamos locos, el mundo nos necesita urgentemente. A dejar de lado a aquellos que nos juzguen. No hay que ser perfecto, solo dedicado. Como dice el proverbio: “No importa cuantas veces caigas, solo importa cuantas veces te levantes…” Después de todo, como yo lo veo, la tenemos mas fácil que millones en el mundo porque somos Salvadoreños. Gracias xpressate.net por ser el loco equipo que me permite ser el loco que soy escribiendo.

Crónicas de gente ‘común’ – Primer paso hacia mi ‘yo’

frases-martin-luther-king-primer-paso-fe-480x270En estas crónicas voy a compartir con todos y todas las ideas, filosofías, experiencias y reprimendas que recibí, recibo y seguiré recibiendo, con enorme gratitud, de mis queridos padrinos de grupo. Todas directas y/o indirectamente. Sea por el afán de corregir muchos defectos de carácter, actitudes que no me convienen y, eventualmente, encontrarme como persona. Podría ser esperar o buscar demasiado, pero es algo que esta y estará por siempre en la naturaleza humana.

En los últimos dos días he aprendido de la vida, mucho mas de lo que jamas hubiese creído.

Se leía, en la reflexión del día:

“Un proceso para toda la vida.

Teníamos dificultades en nuestras relaciones interpersonales. No podíamos controlar nuestra naturaleza emocional. Eramos presa de la miseria y la desesperación.”

¿cuantos no nos hemos visto en el grueso tragar de no saber relacionarnos, adecuadamente, con mas de una persona, en el clímax de una situación, sea esta de pareja, de amistad o hasta de trabajo? ¿quien no ha perdido, mas de una vez, el control emocional ante ‘X’ situación importante, e incluso hasta en las insignificantes? convirtiéndonos en presa fácil de la miseria y la desesperación.

Lo mas difícil siempre ha sido el aceptar, ante los demás, que hemos cometido un error o aceptar lo imperfectos que somos. Todos sabemos la simpleza de reconocer la diferencia entre el bien y el mal, pero muy pocos tienen la suerte de comprender que están haciendo mal ¡y corregirlo! Sin olvidar la voluntad, el coraje y la fuerza que tienen para dejar de hacerlo.

Decía un padrino:

“¡como el ‘bolo’, uno siempre es vergon!…”

A nadie le gusta sentirse menos ante nadie. Siempre hablamos de la igualdad y equidad, pero la verdad es que el ser humano, en su estupidez, siempre va a menospreciar a alguien, aunque sea en un grado mínimo. Nuestra vanidad es mas grande que el deseo de ayudar a alguien. Claro que no es que no exista nadie que no sea así; pero esas personas, son escasas. La verdad es que ese deseo de superación siempre va a estar presente, y para lograr la meta de superación, como todo ganador que necesita de un perdedor, se necesita a alguien inferior. Aun, involuntariamente; con el simple hecho de estar mejor calificado para una posición en el trabajo basta. Estos son hechos que no se pueden cambiar, pero cuando se es ‘superior’ existe una oportunidad, que la mayoría olvidamos, y es la de tener la potestad de poder ayudar y compartir esa posición privilegiada con aquellos de ‘abajo’. ¡si hasta Jesús compartió, sin reparos ni dudas, su implícita superioridad del saber! ¡¿quien es el ser humano para no compartir una posición mas privilegiada?!

Jamas olvidemos que para llegar a donde estamos, o a donde planeemos llegar, tuvimos y tendremos la necesidad de que otras personas compartan con nosotros lo que ellos, en su ‘superioridad’, saben en un dado momento. Sin olvidarnos de que otros necesitaran de nosotros en un futuro.

Alguien mas decía:

“La conciencia, es conocimiento…”

El conocimiento se adquiere siendo consciente de lo que se hace, se ha hecho y en adelante se quiere lograr. Tratare de ser consciente de quien soy, para donde voy y a quien puedo ayudar en el proceso. Sin regañarle, sin menospreciarle, sin discriminarle. Sino compartiendo mi experiencia, especialmente mis errores, para que tome lo que le sirva, deseche lo que no y comparta lo suyo mientras camina hacia su propio encuentro.

 

Reflexión

Muchas veces, en la vida, hay cosas que se toman a la ligera. Escuche una vez una frase que decía: “que no te venza” haciendo referencia a que no hay que dejar que nada nos gane la voluntad ni permitamos que nos quite los sueños o nos detenga de hacer lo que tenemos o queremos hacer.

En la vida muchas cosas vienen y van, como la gente, los objetos, los trabajos, las oportunidades, la amistad y el amor. Las experiencias también son, importantes. Cosas tan triviales como nombres en passwords de e-mails parecen insignificantes; pero siempre hay uno que logra transcurrir el tiempo, el que mas perdura, sino es que jamas cambia, por la relevancia de la persona o la influencia de la misma en nuestras vidas.

Anoche vi dos películas que me atraían mucho, una porque me la recomendaron como graciosa y la otra por tratarse de la vida de una de las personas que mas he admirado en mi vida, The internship y Jobs respectivamente.

Lo que me gusto de ambas fue lo que se concluye de ellas, y es que la personalidad, la lucha y la determinación, sin dejar de mencionar que siempre hay que amar lo que se hace, son las cosas que buscan en los personajes principales en “The internship”, irónicamente por Google; pero es Jobs la que mas me gusta. Descubrir lo que te apasiona, como un amor en tu vida: das todo por ella y ella por ti, puede que te abandone y hasta te haga sufrir mas que nadie; pero siempre estas dispuesto a regresar con o por ella, jamas darte por vencido, ni dejar de seguir lo que tu talento o instinto te dicta.

Hay cosas de las que nos arrepentimos, cosas que deseamos y metas que nos ponemos, pero,por alguna razón, falta voluntad o creamos excusas para no lograrlas. Alguien, que es extremadamente importante para mi, dijo: “aunque no te guste, siempre hay que hacer el sacrificio de dar lo poco que tenemos, si le das a tu hija, no tienes idea de como te va a bendecir Dios”. Fueron palabras muy poderosas que marcaron mi vida y me prometí que no me daría por vencido, de estar en el fondo, y siempre daré lo que sea por ella.

Luchar por lo que se quiere, por quien amas, por lo que te apasiona y trabajar fuerte son cosas que un ser humano necesita para vivir feliz y plenamente. Habrán perdidas y lecciones muy duras, pero son las que nos hacen quienes somos, las que nos forjan carácter.

Esta persona a la que hacia referencia antes también me dijo: “no vivas en el pasado” y a eso respondí: ” la verdad es solo que el resultado del pasado es lo que me motiva a muchas cosas ahora…” aun estoy por averiguar que tanto va a motivarme; pero creo firmemente en que mis errores y experiencias serán las bases para forjar mi futuro.